El Pleno de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt se reunió en forma extraordinaria para analizar la situación vivida en el entorno del Juzgado de Garantía de la ciudad, tras  la audiencia de formalización por el delito de parricidio en contra del imputado Francisco Ríos Ríos, el 29 de enero pasado.

Los ministros calificaron los hechos como «lamentables» y – tras recibir los informes de las entidades responsables- detallaron lo sucedido. Se estableció que previo a la audiencia se revisaron las medidas de seguridad y se adoptaron por parte de Carabineros y Gendarmería diferentes acciones de resguardo. La audiencia se llevó sin contratiempos, pero al  trasladar  al imputado a prisión preventiva, las cientos de personas agolpadas en el exterior del Centro de Justicia de la ciudad generaron acciones de violencia en contra de policías y funcionarios del Ministerio Público.  

«Lo anterior, da cuenta de las graves falencias en materia de seguridad y evacuación oportuna frente a estas situaciones u otras, que presenta el lugar de emplazamiento del Centro de Justicia de Puerto Montt, las cuales ya con anterioridad fueron advertidas por el Ministro Visitador del Juzgado de Garantía y Tribunal de Juicio Oral en lo Penal», dice el pleno.

«Cabe por lo demás considerar que, sucesos como el acaecido el día lunes recién pasado, no son de ordinaria ocurrencia en la jurisdicción, sin embargo, permite plantear un llamado de alerta, determinando la imperiosa necesidad de revisar a la brevedad los protocolos de seguridad, adoptar las medidas necesarias y en su caso permanentes y control policial o de Gendarmería de Chile con la participación transversal de todos los estamentos involucrados», concluyó la presidenta (s) Teresa Mora y los ministros titulares Jorge Pizarro, Jaime Meza y el ministro suplente Jaime Rojas Mundaca.