La Corte de Apelaciones de Temuco decretó hoy –lunes 11 de febrero– la prisión preventiva de Sergio Esteban Castro Epul, imputado por el Ministerio Público como autor del delito consumado de incendio forestal. Ilícito que habría perpetrado el pasado de 2 de febrero, en la comunidad Lorenzo Epul.

En fallo unánime (causa rol 114-2019), la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Aner Padilla Buzada, María Georgina Gutiérrez y el abogado (i) Alexis Gómez Valdivia– acogió el recurso de apelación deducido por el Ministerio Público y el querellante Ministerio del Interior y Seguridad Pública y revocó la resolución dictada el pasado 6 de febrero por el Juzgado de Garantía de Temuco, que dejó sujeto a Castro Epul a las medidas cautelares de firma mensual y arraigo nacional.

“(…) Atendido el mérito de autos, lo expuesto por los intervinientes en audiencia, teniendo presente esta Corte que se cumplen los requisitos establecidos en el artículo 140 del Código Procesal Penal, teniendo presente que la calificación jurídica del tipo penal corresponde al Ministerio Público, no siendo de competencia del Juez de Garantía”, sostiene el fallo.

Por tanto, concluye que: “SE REVOCA la resolución de fecha seis de febrero de dos mil diecinueve que no dio a lugar a la medida cautelar solicita por el Ministerio Público y la parte Querellante, y en su lugar se decreta la prisión preventiva del imputado don Sergio Esteban Castro Epul”.

Según el ente persecutor, aproximadamente a las 13.30 horas del sábado 2 de febrero recién pasado, el imputado Sergio Esteban Castro Epul se encontraba en la comunidad indígena Lorenzo Epul Levillán, sector Tromén Alto, kilómetro 8 de la ruta S-20, camino a Cholchol, realizando labores de limpieza de su predio agrícola, procediendo a la quema de maleza pero, debido a la temperatura por sobre los 38 grados, el viento presente en la zona y el pasto seco de los alrededores, el fuego se expandió, “resultando quemadas producto del fuego un total de 280 hectáreas, con riesgo de expandirse a zonas residenciales del sector, situación que no ocurrió por la intervención oportuna de brigadistas de CONAF y bomberos”.

Ver fallo (PDF)