La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la sentencia que condenó al funcionario de Carabinero en retiro Miguel Ángel Álvarez Muñoz a la pena de 10 años y un día de presidio, en calidad de autor del delito de homicidio calificado de Nelson Jorge Flores Zapata. Ilícito perpetrado el 2 de octubre de 1973, en la población Robert Kennedy de la comuna de Estación Central.

En fallo unánime (causa rol 833-2016), la Sexta Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Hernán Crisosto, Elsa Barrientos y Nora Rosati– procedió a dictar sentencia complementaria, ordenada por la Corte Suprema el 27 de febrero pasado.

«Que cabe tener presente la declaración de la cónyuge de la víctima, quien expresó que su marido pertenecía al Mapu Campesino, siendo funcionario de Indap, que apoyó la candidatura de Salvador Allende -lo que se encuentra ratificado entre otros con lo manifestado por un vecino y amigo que declaró por exhorto a fojas 347, Víctor Hugo Leyton Gálvez-, que el día de los hechos llegaron hasta su domicilio en horas de la madrugada alrededor de veinte carabineros con metralletas, ingresando aproximadamente diez a su casa, violentamente, preguntando por armas y propinando golpes de puño y pies a su cónyuge, conduciéndole de esa forma al patio y allí lo fusilaron, de lo que se impuso al sentir el ruido de la ráfaga de metralletas», complementa el fallo.

«Añadir, que el protocolo de autopsia de la víctima, comprobó múltiples heridas de bala en región torácica y dorso lumbar, como en ambos brazos con salida de proyectil, estallido del hígado, perforación del pulmón, etc., siendo la causa precisa y necesaria de la muerte la herida bala cráneo – facio encefálica», agrega.

«Es así –continúa– como no resulta atendible la afirmación de la defensa en negar que se está frente a un delito de lesa humanidad y, parece irrisorio señalar que se concurrió hasta el domicilio de la víctima con el fin de detenerlo por la comisión de un delito simple y en resguardo de la seguridad social, ello no se condice con la situación realmente acaecida el día en cuestión, atendida la hora en que se produjo, el número de contingente policial que llegó hasta allí portando armas de fuego de largo alcance y gran poder destructivo (Fusil marca SIG, Subametralladora marca IMI, modelo UZI), actuando con violencia y, además que el mismo contingente efectuó allanamiento en casas vecinas aludiendo también a búsqueda de armas según dan cuenta declaraciones de algunos de ellos».

Por lo tanto, concluye que: «Téngase estos fundamentos como complementarios de la sentencia de diez de junio de dos mil diecisiete que se confirmó, en cuanto condena a Miguel Ángel Álvarez Muñoz a la pena de diez años y un día de presidio mayor en su grado medio, más accesorias legales, y costas de la causa, en calidad de autor del delito de homicidio calificado de Nelson Jorge Flores Zapata.
Téngase la presente resolución como parte integrante de la sentencia de fecha uno de febrero de dos mil dieciocho, escrita a fojas 2.310 y siguientes y la complementaria de fecha uno de marzo de dos mil dieciocho escrita a fojas 2.329».
Ver fallo (PDF)