La Corte Suprema acogió el recurso de protección presentado por periodista que fue agredido cuando daba cobertura al Tedeum Evangélico desarrollado el 16 de septiembre de 2018, en la Catedral Evangélica de Santiago.

En fallo unánime (causa rol 32.995-2018), la Tercera Sala del máximo tribunal del país –integrada por los ministros María Eugenia Sandoval, Carlos Aránguiz, Arturo Prado, Ángela Vivanco y la abogada (i) Leonor Etcheberry– revocó la sentencia apelada que no dio lugar a la acción proteccional deducida por profesional de la radio Bío Bío que fue agredido cuando intentaba obtener declaraciones del obispo Eduardo Durán.

En el fallo, el máximo tribunal tras revisar una serie de instrumentos internacionales, tales como: la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos, la Declaración Universal de Derechos Humanos y Resolución 104 adoptada por la Conferencia General de la Organización de Naciones Unidades para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), estableció que en la especie se impidió al profesional ejercer su derecho a informar sin censura previa.

“Que, a la luz de los razonamientos y normas consignados precedentemente, no cabe sino concluir que las vías de hecho ejercidas el día 16 de septiembre de 2018, al finalizar la ceremonia del Tedeum Evangélico en la Catedral Evangélica de Santiago, por el recurrido José Ancán sobre la persona de Óscar Cáceres González a fin de impedirle formular, en su rol de periodista, una pregunta al recurrido obispo Eduardo Durán, constituyen una perturbación de la libertad de emitir opinión e informar sin censura previa, garantizada en el numeral 12 del artículo 19 de nuestra Carta Fundamental, por cuanto ciertamente de esta manera se impidió en definitiva al periodista obtener la información que buscaba por medios lícitos, de modo de poder trabajar con ella y difundirla posteriormente”, sostiene el fallo.

Resolución que agrega: “En lo que dice relación con el recurrido Eduardo Durán, atendida su calidad de obispo y, por ende, de máxima autoridad de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal, así como el hecho de que los acontecimientos ocurrieron precisamente en su catedral, en el contexto de una ceremonia dirigida por él, en carácter de autoridad religiosa y fueron protagonizados por un feligrés dispuesto en el lugar y que actuó con evidente ánimo de protegerlo o, al menos, de evitar que fuera importunado con una pregunta a él dirigida, se tendrá por establecido para los efectos del presente recurso de protección que los hechos denunciados en el libelo ocurrieron dentro de la esfera de organización que dirige el mencionado obispo; por lo cual, como medida cautelar, esta Corte acogerá la presente acción constitucional sólo en cuanto se dirige en contra de los señores Eduardo Durán y de José Ancán, del modo que se dirá en lo resolutivo y la rechazará respecto de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal”.

Por tanto, concluye que: “SE REVOCA la sentencia en alzada de seis de diciembre de dos mil dieciocho y en su lugar SE ACOGE el recurso de protección deducido por Paz Becerra Urzúa a favor de Óscar Cáceres González sólo en cuanto se dirige contra del obispo Eduardo Durán Castro y de José Ancán Huaiquimán, disponiendo que estos deberán abstenerse en lo sucesivo de impedir el trabajo periodístico mediante actos violentos como el ocurrido el día 16 de septiembre de 2018; y SE RECHAZA en lo demás pedido el referido recurso”.

VER FALLOS (PDF)
Corte Suprema
ICA Santiago