Tras una indagatoria de siete meses la Fiscalía de Análisis Criminal de la Fiscalía Oriente y la Brigada de Robos Oriente de la PDI, lograron la identificación de una banda de tres adultos y tres menores de edad vinculados a robos de viviendas en las comunas de Peñalolén, Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea.
Los imputados primero realizaban llamadas telefónicas a los hogares para engañar a las asesoras del hogar, solicitándoles diversa documentación de los dueños de casa como la escritura de la vivienda para evitar un embargo. Ante la dificultad para encontrar la documentación, el imputado que realizaba la llamada indicaba que enviaría a un familiar o conocido del dueño de casa a retirar el documento. Al no ser encontrada la escritura el sujeto que ingresaba al hogar iniciaba la recolección de especies de valor como joyas, relojes y notebook e incluso un automóvil, para llevárselas y evitar su embargo.
El fiscal José Ignacio Reyes informó que “tras analizar más de 40 causas logramos definir que se utilizaba este patrón delictivo pudiendo identificar que estas personas operaron en al menos siete hechos. Entre los imputados uno de ellos realizaba las llamadas desde la cárcel de Colina, por lo que también se efectuó el allanamiento de su celda”.
Los imputados serán formalizados por el delito de robo en lugar habitado con seducción de doméstico, que tiene una penalidad que parte en 5 años y un día. Posteriormente se solicitara audiencia para formalizar al imputado que ya se encuentra en prisión cumpliendo condena por el delito de robo con intimidación.
Los delitos por los que serán formalizados afectaron a víctimas en los meses de julio y diciembre de 2016 y de mayo, agosto y septiembre de 2017. El fiscal Reyes explicó que “entre los hechos por los que serán formalizados se encuentran denuncias que habían sido archivadas provisionalmente por la fiscalía y que tras este análisis de información realizado por el Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativos nos permitieron vincular a los imputados, logrando así dar una respuesta a las víctimas de casos que no habían tenido respuesta en el sistema penal“.