Una investigación dirigida por la Unidad de Drogas de la Fiscalía Regional de Tarapacá en coordinación con la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado (Brianco) de Iquique de la Policía de Investigaciones, logró desarticular una banda criminal dedicada activamente al tráfico de drogas, conformada por ciudadanos colombianos: una pareja con residencia en Iquique, el receptor de la droga en Antofagasta, y el transportista de la sustancia.

De acuerdo a la Fiscalía los imputados Yenny Galeano Rojas y Alexander Aguirre García contactaban a diversos proveedores de la región de Tarapacá para adquirir droga, luego la acopiaban en su domicilio ubicado en pasaje Salitrera Tres Marías y la redistribuían a diferentes receptores dentro y fuera de la región. En tanto, el imputado Alejandro Arango Escobar era uno de los receptores de droga en Antofagasta y Alexander Chavarro Alvarez era el transportista que llevaba la sustancia hasta la Segunda Región, aprovechando su trabajo como conductor de camiones.

Al momento de la detención, a Chavarro Alvarez se le encontraron 6 kilos 770 gramos de cannabis sativa que llevaba ocultos al interior de un camión cuando iba rumbo a Antofagasta. Las escuchas telefónicas y los seguimientos determinaron que esa droga se la entregó Alexander Aguirre en Iquique e iba dirigida a Alejandro Arango, quien la había pagado a través de distintos depósitos acordados con Yenny Galeano.

También se incautaron 5 kilos 870 gramos de marihuana en el domicilio de la pareja en Iquique, cocaína en el domicilio de Antofagasta y un total de 893 mil pesos en efectivo.

Los cuatro imputados fueron formalizados por tráfico ilícito de drogas y quedaron en prisión preventiva mientras dure la investigación.