Esta madrugada se concretó la detención de 10 personas vinculadas a una serie de violentos ataques con bombas molotovs que han afectado a la Subcomisaría de Peñalolén. La indagatoria desarrollada por la Fiscalía de Peñalolén Macul y OS7 de Carabineros permitió solicitar una orden de detención contra 11 personas tras determinar su participación en al menos 13 ataques en los meses de agosto, septiembre y octubre de 2020.

Tras los allanamientos el Fiscal Regional Metropolitano Oriente, Manuel Guerra, informó que «funcionaban a nuestro juicio como una estructura organizada, había distribución de roles, personas que ejercían diversas funciones. Serán formalizadas por delitos de asociación ilícita, lanzamiento de molotov y disparo injustificado”.

Durante la tarde los imputados serán formalizados por el fiscal jefe de Peñalolén Macul, Miguel Ángel Orellana, quién explicó que entre los ilícitos «se pudo establecer la existencia de una asociación ilícita cuyo plan delictual eran los ataques a las dependencias de la Subcomisaria de Peñalolén, y que previa coordinación utilizaron elementos incendiarios como “bombas Molotov”, diversos elementos contundentes, armas de fuego, y efectuaron disparos injustificados en la vía pública con evidente riesgo no solo del personal policial, sino de la comunidad ajena a estos hechos delictuales, principalmente habitantes de la Población Lo Hermida de la comuna de Peñalolén».