El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago dejó hoy –jueves 9 de septiembre- sujeto a la cautelar de arresto domiciliario parcial nocturno a B.E.R.C., funcionario de Carabineros imputado por el Ministerio Público como autor del delito de cohecho. Ilícito presuntamente perpetrado la mañana de ayer, en el centro de la ciudad.

En la audiencia de formalización, la magistrada Marcia Figueroa Astudillo consideró la cautelar impuesta como proporcionales y suficientes para asegurar la comparecencia del imputado al procedimiento, fijando además un plazo de investigación de 70 días.

Al momento de resolver, la jueza Figueroa razonó que “el actuar del funcionario policial no se enmarcó dentro de los procedimientos establecidos, principalmente porque no estaba dentro de una situación investigativa instruida por la Fiscalía -como lo planteó la teoría de la defensa- en el sentido que el imputado habría tratado de descubrir que el denunciante y su acompañante se aprestaban a entregar encomiendas con contenido ilícito a personas en algunos de los centros de detención cercanos al lugar. Entiende el tribunal que la policía no se encuentra facultada para realizar diligencias autónomas y por tanto ese actuar no se encuentra justificado en ninguna normativa legal vigente”.

Finalmente, “llama la atención del tribunal la duración de la fiscalización y que en ningún momento el imputado manifiesta que no desea el dinero ofrecido”.

Según la Fiscalía, el miércoles 8 de septiembre, a las 8.00 horas, en la intersección de Avenida Pedro Montt con Luis Cousiño, en los alrededores del Centro de Justicia de Santiago, el funcionario de Carabineros perteneciente a la 3° Comisaría de Santiago de iniciales B.E.R.C., fiscalizó un vehículo, haciéndole presente al conductor y a su acompañante que estaba mal estacionado, exigiendo la suma de 30 mil pesos a cambio de no cursarles una infracción de tránsito.