En una ceremonia virtual, que congregó a las principales autoridades del ámbito judicial y que fue encabezada por el presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva Gundelach, 27 jueces y juezas que penales de distintas jurisdicciones del país recibieron un reconocimiento por el trabajo realizado para ser acreditados como intermediarios en juicios en donde declaren niños, niñas y adolescentes (NNA) víctimas o testigos de delitos graves.

Este trabajo de capacitación, realizado en el marco de la implementación de la ley 21.057 por la Academia Judicial, los jueces fueron formados respecto de los cambios procesales contenidos en la nueva normativa, principios de aplicación, psicología del desarrollo, fenomenología de las agresiones sexuales infantiles, metodología de la entrevista investigativa videograbada y sobre la intermediación de la declaración judicial de NNA, entre otras materias.
Aspecto que fue destacado por el presidente Silva, quien recordó que «esta es una ceremonia relevante porque que dice relación con una ley muy importante, que es la de entrevistas videograbadas a niños, niñas y adolescentes que sean objeto de delitos graves, generalmente de carácter sexual (…) La formación de entrevistadores y de intermediarios busca que se puedan llevar a cabo estas entrevistas sin afectar a los menores de edad, amortiguando los efectos que producen en ellos cuando son víctimas de delitos serios o graves», señaló, felicitando además a los jueces «por su decisión, actitud y empatía al asumir este compromiso que los hace ser mejores servidores de la justicia».
En este sentido, la magistrada Nora Rosati, coordinadora para la implementación de la ley 21.057 en el Poder Judicial, relevó los alcances de que «un grupo como éste, selecto, de jueces que, por el corazón diría yo, sólo por el corazón, las ganas de participar y las ganas de hacer carne la ley, se han echado encima la responsabilidad de ser intermediarios acreditados. Porque eso significa no sólo que se especializan, sino que también significa que ellos, durante todo el tiempo que ejerzan ese cargo y que tengan ese título, tienen que estar permanentemente siendo observados, capacitándose y preparándose», concluyó.
La ceremonia
Esta solemne ceremonia, que se desarrolló la tarde de ayer –miércoles 30 de septiembre- fue encabezada desde el Palacio de Tribunales por el presidente de la Corte Suprema y contó con la presencia virtual del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín; del director general de la PDI, Héctor Espinosa; del defensor nacional (s), Claudio Pérez; presidentes de Cortes de Apelaciones, de la jefa de Zona Prevención y Protección de la Familia de Carabineros, generala Berta Robles; del director de la Academia Judicial, Juan Enrique Vargas y de la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, entre otros.
Por su parte los jueces y juezas –que pertenecen en su mayoría a tribunales con competencia penal de las regiones pertenecientes a la etapa 1 de la implementación de la ley de entrevista videograbada- estuvieron conectados vía Zoom, recibiendo de manera virtual un diploma que fue firmado por el presidente Silva, el cual posteriormente les será enviado a sus respectivos tribunales.
Bajo esta modalidad, fueron reconocidos los magistrados Israel Fuentes, Carlos Contreras Guillermo Cádiz, Sergio Alvarez, Rosalía Mancilla, Rodrigo Grez, Andres Provoste, Esteban Inostroza, Macarena Yañez, Jimena Orellana, Alejandro Sumonte, Jaime Alvarez, Mario Reyes, Karla Fiedler, Sara Pizarro, Marcela Nilo, Mauricio Chia, María José Salas, Isabel Peña, Cecilia Díaz, Claudia Lewin, Cristian Barrientos, Marcelo Echeverría, Marcial Taborga, Jorge Gutiérrez, Paulina Zúñiga, Paula Stange.