Suprema declara inadmisible queja del CDE contra resolución de Corte Marcial que revocó procesamiento de general (r) Martínez

24 agosto, 2022

Por cuatro votos contra uno, Sala Penal del máximo tribunal confirmó que la ministra Romy Rutherford no tenía fundamentos para procesar al ex comandante en jefe del Ejército. Juan Carlos Manríquez, abogado del oficial (R), indicó que esta resolución “demuestra una vez más la completa injusticia” con que se había actuado contra Martínez.

La Segunda Sala de la Corte Suprema declaró como inadmisible el recurso de queja presentado por el Consejo de Defensa del Estado, en contra la resolución de la Corte Marcial que había recovado el procesamiento contra el ex comandante en jefe del Ejército, general (R) Ricardo Martínez.

La ex autoridad castrense había sido procesado por su presunta responsabilidad en la arista “Agencias de Turismo”. Sin embargo, a comienzos de abril el tribunal de alzada estableció que no existían antecedentes para procesar al ex uniformado.

De acuerdo a la resolución de la Corte Suprema, dada a conocer esta jornada, “se ha deducido este recurso contra la resolución de la Corte de Apelaciones de Santiago que revocó en el auto de procesamiento dictado por la ministra en visita extraordinaria por no encontrarse suficientemente determinada la existencia y monto del perjuicio fiscal efectivamente causado, declaró que el investigado no es procesado y dispuso que la ministra encargara una pericia contable, decisión que no comparte la naturaleza de aquellas que hacen procedente el recurso intentado, razón que conduce a que este sea declarado inadmisible”.

Así, por cuatro votos contra uno, la Segunda Sala confirmó que la jueza Rutherford no contaba con los fundamentos para dictar el procesamiento de Martínez.

El abogado Juan Carlos Manríquez, defensor del oficial (R), indicó que “la contundente
resolución de la Corte Suprema, que declara inadmisible, esto es, sin fundamento la queja del Consejo de Defensa del Estado, para dejar sin efecto la resolución de la Corte Marcial que revocó el procesamiento del general Martínez, demuestra una vez más la completa injusticia y falta de fundamentos con la cual la resolución de la señorita ministra en visita extraordinaria, Romy Rutherford, lo había sometido a proceso en la causa en calidad de encartado”.

Manríquez añadió que “dicha calidad no le pudo ser atribuida al general Martínez, porque en el expediente no existían fundamentos. La Corte suprema una vez más ha ratificado la injusticia de esa resolución”.

Síguenos en Twitter