TOP de Punta Arenas condena a 3 años y un día de presidio efectivo a autor de violación de mayor de 14 años

El Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal de Punta Arenas condenó a J.A.G.G. a la pena de cumplimiento efectivo de 3 años y un día de presidio, en calidad de autor del delito consumado de violación de mayor de 14 años de edad. Ilícito perpetrado en octubre de 2018, en la ciudad.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los jueces Luis Álvarez Valdés (presidente), Constanza Sutter Lagarejos (redactora) y Guillermo Cádiz Vatcky– aplicó, además, a J.A.G.G. las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos; la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena; la sujeción a la vigilancia de la autoridad durante los 10 años siguientes al cumplimiento de la pena principal y la inhabilitación absoluta perpetua para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad; más el pago de las costas de la causa.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e incorporación en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que, en horas de la noche del 13 de octubre de 2018, la víctima, entonces de 17 años de edad, invitó a su padrino, J.A.G.G., vía Whatsapp, a una reunión social en la que estaba ingiriendo alcohol junto a un hermano y un primo. J.A.G.G. concurrió alrededor de las dos de la madrugada del día siguiente, pero no ingresó a la vivienda donde los jóvenes estaban compartiendo, sino que llevó a la víctima hasta una discoteca ubicada en el sector del río de los Ciervos, donde le compró bebidas alcohólicas. Momentos después, al sentirse mal, la víctima le pidió al condenado que la llevara a su casa, procediendo J.A.G.G., en cambio, a llevarla a un motel, lugar en que la violó.

“Cuando tal conducta cesó, la adolescente contactó telefónicamente a una amiga por teléfono, para avisarle que iría a su casa, lugar donde momentos más tarde, contó lo ocurrido, realizando la denuncia ese mismo día”, añade el fallo.

Síguenos en Twitter