La iniciativa denominada FabLab UTALCA es un espacio tecnológico que permite a las personas desarrollar y producir piezas o prototipos.

 

Fomentar y apoyar proyectos de emprendimiento de personas de la comunidad que quieran crear e innovar mediante el uso de tecnologías de fabricación digital, es uno de los objetivos que tiene el proyecto FabLab UTALCA de la Universidad de Talca. Se trata de un laboratorio completo que espera ser el motor de ideas emergentes surgidas en la Región del Maule.

 

La iniciativa es financiada a través del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional y es ejecutada en conjunto por la Facultad de Ingeniería y la Escuela de Diseño de la UTALCA. “En el laboratorio las personas podrán tener acceso a un espacio para la colaboración y el desarrollo de productos innovadores, con avanzada tecnología y respaldo académico”, explicó Kevin Figueroa, gerente del proyecto, quien invitó a la comunidad a acercarse a las instalaciones.

 

Para esto, el laboratorio –ubicado en el campus Curicó de la Universidad- cuenta con equipamiento que facilita la impresión 3D y el prototipado de equipos o piezas, que pueden ser un importante apoyo para emprendimientos o innovaciones que surjan en la zona.

 

El proyecto es liderado por el profesor Daniel Díaz, director de la Escuela de Ingeniería Civil Mecatrónica de la UTALCA. “Esperamos ser un espacio de creación y que también posibilite la visita de estudiantes que tengan interés en realizar proyectos innovadores y aprender el uso de estas tecnologías”, afirmó.

 

Entre las acciones que se podrán realizar está la fabricación de piezas mediante impresión 3D, grabación o corte de materiales con sistema láser, elaboración de placas de circuitos eléctricos, mecanización de diversos materiales, además de acceso a capacitaciones que se efectuarán en Curicó y Talca, y servicios de prototipado.

 

“Queremos difundir las posibilidades que abren la ciencia, la tecnología y la ingeniería a pequeños y medianos negocios y a la sociedad en general. Hoy es posible imprimir en 3D materiales como metales, resinas, cerámicas, hormigón y muchos otros”, explicó Díaz.

 

Los FabLab (Fabrication Laboratory) nacen el 2001 Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Estados Unidos, manteniéndose como una tendencia a nivel mundial. En Chile a la fecha existen un par de estos espacios colaborativos, siendo el de la UTALCA el primero en la región. El concepto en todos los casos es similar, acercar tecnologías para la producción de objetos físicos a baja escala a la sociedad o quienes no tienen acceso a estas maquinarias en espacios colaborativos.

 

El director de la Escuela de Diseño, Raimundo Hamilton, destacó el trabajo multidisciplinario. “Nuestro aporte surge desde la creatividad y la agregación de valor a la producción regional. Como Escuela conceptualizamos y damos forma a productos, tenemos experiencia en prototipaje”, sostuvo.​