La instancia aprobó el proyecto que retira el reconocimiento al arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati Andrello. Durante la sesión, además, se respaldó la moción que concede, en forma póstuma y por especial gracia, la nacionalidad chilena a Douglas Tompkins.

 

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía despachó a Sala, por la unanimidad de los presentes, la moción de las senadoras Ximena Rincón y Adriana Muñoz que propone revocar la nacionalidad por gracia concedida al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati Andrello en el año 2006 (boletín 11.763-17).

 

Según las autoras de la moción “la nacionalidad por gracia se le concedió a este sacerdote salesiano el 2006. En ese momento se le otorgó por el aporte que había hecho al país desde su rol como religioso, principalmente en materias de educación. Ahora sabemos que esto no es efectivo porque no apoyó a los menores y esto no tiene que ver con razones judiciales”.

 

En la misma línea el senador Alejandro Navarro, integrante de la instancia parlamentaria, precisó que “entendemos el dolor de las víctimas, hemos estado por aquellos que sufrieron de atropellos en su dignidad y habiendo denunciado, la jerarquía la ocultó”. El legislador agregó que “en el año el 2007 presentamos un proyecto de ley para obligar a las diferentes iglesias a denunciar a las autoridades penales”.

 

Por su parte, el senador Juan Ignacio Latorre, manifestó, «esperemos que esto se ratifique en la Sala y que dados los antecedentes el parlamento chileno como un estado laico, marque la diferencia con la jerarquía eclesiástica».

 

La propuesta ahora deberá ser estudiada por la Sala de Sesiones, antes de pasar a su segundo trámite legal.

 

Durante la sesión, además, la Comisión respaldó la moción que concede, en forma póstuma y por especial gracia, la nacionalidad chilena a Douglas Tompkins (boletín 12.158-17).

 

“Tompkins se merece el reconocimiento y ser considerado “el padrea de la Patagonia”. El tiempo pasa, se cierran las heridas y trae la verdad y sale a la luz que Douglas fue un filántropo”, resaltó el senador Navarro.

 

Por último, la Comisión acordó realizar un balance sobre cuáles y cuántos son los proyectos relacionados con nacionalidad por gracia y en este marco acordó para la próxima sesión retomar el estudio de la moción que concede la nacionalidad chilena a Walter Emiel Sterkens Jansen (boletín 12.210-17), para sí contar con más antecedentes.