El Pleno de la Corte Suprema declaró admisible un recurso de queja en contra de la ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago Dobra Lusic Nadal en torno a su inhabilidad en una causa vista el 7 de marzo.

El vocero de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas, explicó que se acogió a tramitación y se decidió pedirle informe a todos los integrantes de la sala que vio la causa: la ministra Lusic, el ministro Leopoldo Llanos y la abogada integrante Carolina Coppo.

«Siempre se pide un informe con plazo de cinco días y esto es lo que se aplicó en este caso y se le pidió a la señora ministra y a los otros ministros y abogados integrantes que actuaron en la tramitación del asunto», dijo.

«Esta es una tramitación normal para nosotros. Siempre estamos expuestos a recursos de queja y se pide informe y este se deberá emitir en el plazo de cinco días. Es un procedimiento habitual que existiendo un recurso de queja, que significa que una de las partes estiman que las cosas no han andado bien según su apreciación, se pida a los ministros y jueces informes», explicó el vocero de la Corte Suprema.

Presidente Brito

Al mediodía, el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, participó hoy de una nueva sesión de la Comisión Nacional de Coordinación del Sistema de Justicia Penal. A la salida del encuentro fue consultado por la situación de la ministra Lusic: «Lo que es objetivo es que la Corte Suprema hizo su opción en su momento y esa decisión está en manos del Congreso o en manos del Ministerio de Justicia. Eso es lo fundamental. La participación de la Corte en la confección de la quina está concluida. Eso es una cuestión inobjetable», dijo.

Respecto de la situación de la Fiscalía de Rancagua y la custodia de algunas pruebas sobre la investigación de ministros de la Corte de esa jurisdicción, el presidente Brito señaló que «el sistema se trata de que haya muchísima confiabilidad en la recolección de pruebas y veremos qué justificación tiene y qué buena explicación hay de lo ocurrido».