• Solo un 60% -87 de 144 instituciones de educación superior autónomas chilenas- están acreditadas. A partir de este año, todas las casas de estudios tienen que someterse obligatoriamente al proceso de certificación institucional.

 

  • El sello de la CNA no solo garantiza que la institución cumple con estándares mínimos de calidad, sino que es uno de los requisitos para postular a becas y gratuidad (a excepción de universidades y CFT estatales creados recientemente). En la página web www.ojodondeestudias.clse puede encontrar la información actualizada sobre la acreditación de todas las IES en Chile.

 

De 144 instituciones de educación superior autónomas que existen en Chile, 87 se encuentran acreditadas (60%), 20 no fueron acreditadas y 37 están aún fuera del sistema debido a que nunca han iniciado el proceso ante la Comisión Nacional de Acreditación. Así lo refleja el Barómetro del Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, el primer instrumento oficial y público que entrega un panorama actual de la acreditación en Chile y que elabora la CNA.

 

El documento refleja, sin embargo, que del total de 1 millón 224 mil estudiantes de educación superior existentes en Chile, el 94% prefiere casas de estudios acreditadas. Y no sólo eso: 8 de cada 10 estudian en instituciones certificadas por cuatro o más años, siendo un 85% la cifra en caso de universidades y 72%, en caso del sistema técnico-profesional.

 

El sello de acreditación que brinda la CNA es importante no solo porque garantiza que la institución cumple con los estándares mínimos de la calidad de sus procesos educativos, sino que es uno de los requisitos para poder postular a becas y créditos estatales y a la gratuidad. Eso, a excepción de las universidades y CFT estatales recientemente creados, cuyos estudiantes pueden acceder a todos los beneficios.

 

“Para resguardar los derechos de estudiantes, la nueva Ley de Educación Superior fortaleció las facultades de supervisión de la CNA, además de crear la Superintendencia de Educación Superior, que inspeccionará el estado financiero y cumplimiento de la normativa de educación superior de las casas de estudios y podrá sancionarlas”, dijo Paula Beale, secretaria ejecutiva de la CNA. Además, agregó que “este año, la acreditación se vuelve obligatoria para todo el sistema de Educación Superior. En el plazo de tres años, todas las casas de estudios que todavía no lo hicieron, tienen que someterse al proceso ante la CNA”.

 

La CNA ha puesto a disposición de los estudiantes la página web Ojo donde Estudias (www.ojodondeestudias.cl), donde se puede encontrar la información actualizada sobre acreditación de todas las instituciones de educación superior de Chile.

 

Otro dato arrojado por el Barómetro apunta a que, del total de la matrícula de educación superior, 59% está representada por universidades, mientras que 11% lo componen Centros de Formación Técnica (CFT) y 30% – Institutos Profesionales (IP). Un 53% del total de matrícula corresponde a mujeres.

 

Aparte de las áreas obligatorias para acreditación universitaria -gestión institucional y docencia de pregrado- 87% de casas de estudios acreditadas lo son en área electiva de vinculación con el medio, 56% – en investigación y 36% – en docencia de postgrado. 16 universidades están acreditadas en todas las áreas.

 

Acreditación de carreras y postgrados

 

La nueva Ley de Educación Superior postergó la acreditación voluntaria de carreras hasta el año 2025. Solo tres carreras son de certificación obligatoria: Medicina, Odontología y Pedagogías. Así, 100% de carreras de Medicina (25) están acreditadas, mientras que 80% de programas cuentan con 5 o más años de acreditación. Para Odontología, 71% de las carreras están acreditadas, representando un 86% de la matrícula.

 

La acreditación de carreras de Pedagogías aumentó de 63% en el primer semestre del 2019 a 73% actualmente, representando un 83% de la matrícula. Un 54% de la matrícula de Pedagogías se concentra en educación media.

 

Respecto de postgrados, 25% de los programas de magister están acreditadas, representando un 28% de la matrícula, mientras que para el doctorado este número asciende a 66% (77% de la matrícula).

 

Nota: los datos reflejan la información a 21 de noviembre del 2019.