El Centro Cultural Mixart, organización comunitaria radicada en la Villa San Miguel, creador, gestor y responsable del proyecto muralista “Museo a Cielo Abierto en San Miguel “, viene mediante la presente Declaración en informar y dejar establecida su posición oficial con respecto al Arte Público de los murales y grafiti, en base a los siguientes antecedentes:

I. El “Museo a Cielo Abierto en San Miguel” nació en 2010, por iniciativa de un grupo de pobladores preocupados por el avanzado deterioro de la población San Miguel (Villa) y la eventual amenaza de ser arrasada por las inmobiliarias que construían torres de altura en el sector. Estos pobladores teníamos la esperanza que el arte público podía ayudarnos en la recuperación de nuestra identidad y sentido de pertenencia, elementos vitales y punto de partida para activar a la comunidad y comenzar a avanzar en la recuperación del sector. El proyecto contó, por única vez, con el financiamiento de un Fondart Bicentenario para el pintado de diez murales de gran formato; de allí en adelante ha podido mantenerse y crecer gracias al aporte solidario de artistas callejeros y vía autogestión del Centro Cultural Mixart.

II. En la actualidad, el museo es reconocido como un santuario del muralismo y el grafiti, con sus más de 80 obras, en distintos tamaños y formatos, y por la participación de más de 120 artistas nacionales y extranjeros a lo largo de sus ocho años de vida.

III. De este modo la realización del Museo a Cielo Abierto estableció las bases y propició las condiciones ideales para un proceso único de su reactivación por medio del arte público. Ha transformado a la Villa San Miguel de un barrio de viviendas sociales a punto de desaparecer en un referente de arte público destacado a nivel internacional. Ha sido capaz de rescatar y enriquecer su identidad local y generar un alto sentido de pertenencia y de ánimo en la comunidad, así como de admiración entre los estudiantes y turistas que lo visitan. También ha propiciado la llegada de una importante cartera de proyectos de inversión pública del Ministerio de la Vivienda, canalizados por el programa Quiero Mi Barrio y el programa de Protección al Patrimonio Familiar, ambos administrados por la Ilustre Municipalidad de San Miguel.

IV. Todos estos logros no hubieran sido posible sin la participación y solidaridad de los artistas callejeros del muralismo así como del grafiti, quienes con su generosidad y compromiso han demostrado que más allá de las diferencias y variadas visiones sobre el arte y su relación con las personas, se pueden llegar a alcanzar nobles y hermosas metas, teniendo como base una actitud de respeto mutuo y diálogo permanente.

V. Estamos conscientes de haber acuñado un modelo de gestión del grafiti en alianza con la comunidad que no es único ni universal. No es el primero –honor que cabe al Museo a Cielo Abierto en Valparaíso de los años sesenta- y por cierto no será el último. A su lado se sitúan también otros museos territoriales, galerías, murales y grafitis a título personal, escuelas informales de arte callejero, festivales, carnavales, entre otros, gestionados por
organizaciones comunitarias culturales –como es el caso nuestro-, pintores autodidactas, profesionales de las artes visuales, colectivos, brigadas y crew, además de instituciones, fundaciones, centros culturales y empresas que patrocinan o auspician esta labor.

VI. “Nadie nace pintor”, los muros de la ciudad acogen la labor expresiva de quienes se inician en esta disciplina desde niños y niñas, quienes luego harán su recorrido hasta madurar sus propios estilos, temáticas y –en ocasiones- adhesión a causas, para plasmar sus mensajes y ofrecerlos abiertamente, sin costo de acceso y las 24 horas del día, a los ojos y corazones de los vecinos, transeúntes y turistas.

VII. El Museo a Cielo Abierto en San Miguel y todos sus logros a nivel local, comunal, regional, nacional e internacional, no hubiera sido posible bajo reglas del juego que establezcan criterios de planificación rígidos o de censura y/o sujetos a la voluntad política de autoridades que se renuevan periódicamente.

Por tanto y en consecuencia, el Centro Cultural Mixart y su Museo a Cielo Abierto en San Miguel apoyarán a todo y cualquier proyecto de ley, presente o futuro, que tenga como prioridad y en primer lugar, el reconocimiento, respeto y apoyo hacia muralistas y grafiteros; segundo, a las personas e instituciones que demuestren disposición a dialogar sin prejuicios en la búsqueda de un consenso con todos los actores involucrados en temas de arte público y la libertad de expresión; y tercero, a quienes propongan medidas y mecanismos basados en la educación, la participación y la inclusión social. Y por descarte es imposible para nosotros patrocinar o apoyar cualquier proyecto de Ley al respecto que considere validar y/o fomentar herramientas de represión, censura y castigo para los artistas de la calle, existiendo otras alternativas.

ROBERTO HERNÁNDEZ BRAVO
Presidente Centro Cultural Mixart
Director Museo a Cielo Abierto en San Miguel

ALEJANDRO “MONO” GONZÁLEZ
Director de Arte
Museo a Cielo Abierto en San Miguel