La Ministra de Salud, Carmen Castillo, dio a conocer el Decreto Modificatorio AUGE 2017, que incluye mejoras para 10 problemas de Salud: VIH/SIDA, Hepatitis C, Disrafias Espinales, Accidente Cerebrovascular Isquémico en Personas de 15 años y más, Hemorragia Subaracnoidea Secundaria a Ruptura de Aneurismas Cerebrales, Enfermedad de Parkinson, Enfermedad Renal Crónica Etapa 4 y 5, Depresión en Personas de 15 años y más, Hipoacusia Neurosensorial Bilateral del Prematuro y Tratamiento de Hipoacusia Moderada en Personas menores de 4 años.

 

Estas mejoras, destacó la Secretaria de Estado, representan un presupuesto de más de 30 mil millones de pesos, que beneficiarán directamente a más de 70 mil personas.

 

Acompañada del Subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows; la Subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón; la Directora de FONASA, Jeanette Vega; el Superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic; y la Presidenta del Consejo Consultivo AUGE, Cecilia Sepúlveda, la Ministra Castillo subrayó que el Decreto Modificatorio  significó “un trabajo arduo de casi un año y medio, que contempla elementos importantes y que constituyen perfeccionamientos sustanciales en patologías muy relevantes”.       

 

Respecto al grupo de pacientes que van a ser beneficiados, la Presidenta del Consejo Consultivo AUGE señaló que “es destacable el aumento de cobertura a pacientes con VIH”. Precisó que “hoy se sabe que el tratamiento es mucho más efectivo si se inicia al momento del diagnóstico, independientemente de si la persona es asintomática o no”. En esa línea, afirmó que “con estas terapias, como país nos ponemos al día en relación al tratamiento para las personas viviendo con VIH”. Agregó que con estos cambios “también se espera que mejore la adherencia a las terapias”. Sobre la Hepatitis C, Sepúlveda sostuvo que “es importante destacar que se incorporan elementos curativos, tratamientos que no existían hace unos años atrás y que hoy permiten revertir el daño generado a los pacientes que se encuentran con etapas avanzadas de la enfermedad, y por tanto evitar mortalidad”.