El vicepresidente de del partido sostuvo que desde la divulgación de “fake news” hasta el porte ilegal de armas en manifestaciones o los llamados a participar de protestas son algunas de las conductas que se quieren condenar con mayor severidad.

 

Un proyecto de ley que busca aumentar las penas que alteren el orden público y la paz social, presentó esta mañana el vicepresidente de la UDI y diputado, Juan Manuel Fuenzalida.

La iniciativa legal establece la reclusión menor en su grado mínimo, es decir, de 61 a 301 días, contra quien “dolosamente divulgare o difundiere noticias falsas que alteraren o promovieren la alteración del orden público”.

“En varios casos no sólo se aumentan en un grado las penas y las multas, sino también se incorpora la figura de los trabajos comunitarios; incrementamos además las penas de los delitos correspondientes a la Ley de Seguridad Interior del Estado; incorporamos una pena para aquellos que dolosamente, a través de las denominadas Fake News, traten de generar pánico o terror en la población; integramos sanciones para quienes se toman los establecimientos educacionales con el fin de generar caos en las mismas instituciones; y en el caso de porte de armas por parte de menores de edad, proponemos que no se aplique la ley de Responsabilidad Juvenil, sino que se apliquen las normas comunes”, argumentó Fuenzalida.

Esto, explicó el parlamentario gremialista, “porque en muchos de los casos antes mencionados, actualmente sólo se aplican multas, multas que son irrisorias y que generalmente no se pagan. Es por ello que estamos añadiendo la figura de los trabajos comunitarios e incrementando las sanciones”.

Entre las conductas sancionadas, el texto propone aumentar las penas para quienes porten armas cortantes en espectáculos públicos, establecimientos de enseñanza o vías o espacios públicos en áreas urbanas, sancionándolos con presidio menor en su grado mínimo -esto es, de 61 a 541 días de presidio-  junto con una multa de 1 a 4 UTM.

Y agregó: “Buscamos generar un cuerpo legislativo que sea más duro, que no sea gratis producir o incitar al vandalismo y la violencia, en el marco de las manifestaciones pacíficas”.

Finalmente, el diputado Juan Manuel Fuenzalida hizo un llamado al Ejecutivo a ponerle urgencia a este proyecto de ley, que viene a corregir la actual legislación y condenar con mayor severidad las acciones vinculadas a las alteraciones del orden público.