El anuncio se produjo en el marco de la reunión sostenida entre los principales gerentes de la empresa y el senador de la región de Biobío, Alejandro Navarro, quien se dirigió hasta la casa matríz de la empresa ubicada en Roma acompañado de la líder de la agrupación de familias víctimas de la contaminación en Coronel.

Roma, Italia. Desde hace unos días que el senador del Partido Progresista (PRO), Alejandro Navarro, se encuentra en Roma para denunciar con los más altos dirigentes de la empresa distribuidora de suministro eléctrico, Enel Group, la situación producida en Coronel, región del Biobío, producto de la contaminación emanada por las plantas Bocamina I y II propiedad de la multinacional y que mantiene a la localidad en calidad de zona saturada.

Acompañado de la líder de la agrupación de familias afectadas por la contaminación en Coronel, Juana Hernández, el parlamentario concentró la agenda de este jueves en reuniones con autoridades políticas y dirigenciales de la empresa con el fin de dar a conocer la problemática y buscar un diálogo que permita dar solución al asunto.

Durante la mañana Navarro visitó el senado italiano para reunirse con su par, Vito Rosario Petrocelli, presidente de la comisión de relaciones exteriores, donde realizó una extensa presentación sobre la problemática medioambiental y en especial sobre la situación de los niños y niñas de Coronel, que producto de la contaminación registran en sus organismos niveles de mercurio, plomo, níquel y cadmio.

La jornada continuó con la reunión sostenida en la casa matríz de Enel con Paolo Pallotti, gerente general de Enel Group en Chile, Maurizio Bezzeccheri, gerente general de Enel Américas y Pedro Urzúa, gerente de relaciones institucionales de Enel Chile, donde se abordó la problemática en miras a la búsqueda de soluciones al conflicto.

Tras la cita que duró alrededor de 3 horas, el senador progresista manifestó que “Bezzecheri señaló que estará en Chile a fines de abril, y aunque tiene una apretada agenda en Santiago, señaló que haría el esfuerzo por ir a Coronel».

El parlamentario agregó que en la reunión «le hemos solicitado construir una hoja de ruta común sobre temas fundamentales, sobre todo en el cierre del vertedero de cenizas al más corto plazo. Discutimos sobre el establecimiento de un cronograma de cierre de Bocamina I que es la generadora más contaminante y que data de 1960. Y además un plan de recuperación ambiental de Coronel diseñado en conjunto con el Estado en una alianza público privada”.

Por su parte, la dirigente social Juana Hernández, señaló que “estamos conformes con lo exigido y planteado, especialmente con respecto al cierre del vertedero cenizas y el cierre de la planta bocamina 1. Esto va en directo beneficio de Coronel”.

Finalmente, el senador Alejandro Navarro indicó que tras el encuentro “hemos quedado esperanzados, pero también decididos a llevar adelante todas las acciones que para que se establezca esta mesa de trabajo y los compromisos que conversamos comiencen a ser cumplidos”.