Noventa monitores de ferias libres ubicadas entre Arica y Punta Arenas fueron capacitados a distancia en prácticas efectivas de prevención y control de la COVID-19 por la docente del Departamento de Preclínicas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso Pola Brenner.

La enfermera epidemióloga y reconocida especialista en Infecciones asociadas al cuidado de la salud participa como expositora principal en un curso en línea que fue diseñado especialmente por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para la Confederación Nacional Gremial de Ferias Libres, Persas y Afines (ASOF), con el respaldo técnico de dicha unidad académica de la UV y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.

El programa -que comenzó el 13 de julio y concluye la próxima semana- fue implementado con el propósito específico de frenar los contagios de esta enfermedad en aquellos centros de ventas de frutas y hortalizas que operan en la vía pública y, de paso, asegurar la disponibilidad y el acceso a los alimentos saludables en medio de la emergencia sanitaria que vive el país.

“Las ferias libres son muy importantes en determinadas comunas. Necesitamos que permanezcan abiertas y en condiciones de seguridad. Hasta ahora ha habido algunos problemas, por lo que es vital que a futuro podamos evitarlos a través de una educación efectiva asociada a las medidas de prevención contra el covid-19, con miras a proteger a los propios feriantes y al público que asiste a ellas”, afirmó la profesora Brenner.

Con ese fin, la especialista expuso durante casi dos horas -a través de la plataforma Zoom- las medidas de prevención esenciales para enfrentar la pandemia y dialogó con los monitores que se registraron en el curso sobre la manera de mantener el distanciamiento social, el uso de elementos de protección (mascarillas, guantes y otros), la higiene de manos y la limpieza permanente de superficies.

“En la ocasión analizamos, además, la necesidad de establecer posibles controles con toma de temperatura en los accesos, determinar un solo sentido para la circulación de los clientes, definir bien la separación y distribución de los puestos de venta, al igual que la eventual instalación de estaciones móviles de lavado de mano o de dispensadores de alcohol gel. También se reflexionó respecto de la necesidad de implementar la figura de un supervisor en cada feria, que evalúe el cumplimiento de este tipo de disposiciones y procedimientos, al igual que las medidas que quienes trabajan en ellas debieran implementar cuando estén infectados o enfermos. Es un hecho que a los feriantes les cuesta mucho dejar de trabajar, porque viven de esa labor, pero si bien este tema es difícil de abordar, todos entienden que es necesario avanzar en esta línea, para asegurar su funcionamiento en el futuro”, precisó la docente del Departamento de Preclínicas de la Escuela de Medicina de la UV.

Evitar riesgos

La realización del curso “Monitores sanitarios en ferias libres en tiempos de pandemia por covid-19” fue destacada por el asesor en Sistemas y Servicios de Salud para la OPS Mario Cruz-Peñate, quien explicó que la iniciativa surgió tras la solicitud directa de la ASOF, como una manera de evitar los riesgos, reducir el contagio y asegurar la continuidad de las ferias para así asegurar la entrega de alimentos a la población.

En ese sentido, René Cifuentes, asesor de Proyectos de la Confederación Nacional Gremial de Ferias Libres, Persas y Afines, sostuvo que, por el rol que cumplen en la sociedad, es imprescindible que este tipo de organizaciones adopten todas las medidas que estén al alcance para abordar la emergencia sanitaria sin poner en riesgo a las personas y, al mismo tiempo, asegurar la disponibilidad y el acceso a los alimentos saludables.

“Las ferias libres constituyen la fuente de trabajo de un número importante de personas en nuestro país y son un espacio reconocido por la comunidad para realizar las compras de alimentos, ya sea por el bajo costo de sus productos como por la gran variedad de alimentos sanos e inocuos que disponen. Por eso, más que nunca es fundamental que estén preparadas para enfrentar esta pandemia”, acotó Cifuentes.

El curso en línea para monitores de ferias libres considera dos sesiones semanales (lunes y miércoles) en horario vespertino. Concluirá la próxima semana con una exposición a cargo de representantes del Ministerio de Salud, luego de la cual las actividades formativas serán evaluadas con una sesión de taller de simulación para que los feriantes puedan aplicar los conocimientos implementados con casos reales.