Este lunes la Comisión de Derechos Humanos del Senado recibió los balances que han hecho desde distintas instituciones y gremios de comerciantes sobre las cifras que ha dejado el estallido social que se vive en el país desde octubre pasado. Así destacan las cifras dadas a conocer por el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, y de representantes de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) y comerciantes de Santiago, Valparaíso y Biobío.
En materia de seguridad, el fiscal Abbott presentó cifras relacionadas al número de casos correspondientes a diversos delitos, en comparación al mismo período del año pasado. Las cifras del Ministerio Público hablan de un notorio aumento de los delitos por desórdenes públicos, que entre el 18 de octubre al 22 de noviembre de este año se registraron 1.934 casos, muy por encima de los 32 casos ocurridos en 2018.
A su vez, en cuanto al robo en lugar no habilitado, durante el mismo período se registraron 2.493 casos, cifra superior a los 880 de 2018. Sin embargo, en cuanto al delito de microtráfico, en el periodo registrado de 2019 se registraron 395, inferior a los 741 de 2018.
Para Abbott, la explicación recae en la vinculación de personas ligadas al narcotráfico que estarían detrás de los saqueos y los hechos de violencia contra el comercio. “Han bajado las denuncias por microtráfico, porque hoy día las bandas que se dedican al narcotráfico están operando como vándalos en saqueos de casas comerciales, porque es más rentable sacar un televisor de una tienda que vender 5 o 10 papelillos en una población”.
A su vez, el máximo representante del Ministerio Público indicó que “nos encontramos con un movimiento anarquista que es preocupante y que no tiene, hasta donde nosotros hemos investigado, una estructura central. Estamos ante una situación de investigación bastante compleja”.

En cuanto al impacto sobre el comercio, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Manuel Melero, concluyó que “las ventas del comercio en octubre representaron una caída del 17,2% real anual, la caída más alta en la historia de los últimos 28 años y el panorama en noviembre no se vislumbra mejor”.
Sobre el punto, uno de los representantes del comercio de Valparaíso, Felipe Hernández, señaló que “el catastro que levantó el Ministerio de Economía incluía solo los daños, no incluía el lucro cesante, ni nada de la pérdida de ventas. Hay un tema que está en el aire, que va con quienes no hemos sido aún dañados pero hemos sufrido un importante pérdida en ventas, estamos con problemas para pagar sueldos, arriendos y eso aún no lo hemos escuchado”.
Tras la sesión, el presidente de la comisión, el senador Alejandro Navarro (PRO), hizo un llamado urgente al Ejecutivo a redoblar la ayuda directa a micro y pequeños comerciantes. “La discusión sobre la pérdida económica en el comercio va más allá de los incendios y saqueos. Hay empleadores que no están teniendo cómo pagar sueldos y, por el contrario, les continúan exigiendo obligaciones tributarias, sin considerar la baja en ventas y la imposibilidad de abrir locales”, destacó.
“Allí también hay elementos fundamentales que el gobierno debe apurar, con un enfoque eficaz en el uso de las policías, y de la mano con la agenda social que aún no toma con fuerza. El gobierno y Carabineros deben estar a lado de las y los trabajadores, y concentrar sus esfuerzos en la seguridad y resguardo de estos, no en la represión a quienes se manifiestan”, concluyó.