Cerca de 1.000 puntos de canje fueron supervisados por Junaeb hace una semana, con el objetivo de verificar que las empresas proveedoras cumplan con lo establecido en sus contratos y oferten menús a los estudiantes beneficiarios al valor acordado. De los establecimientos revisados al menos el 14% ofertaba un menú que no cumplía con los requerimientos exigidos por Junaeb en las bases de licitación, con respecto al valor nutricional de lo ofrecido o las características de los alimentos.
 
“Con esta supervisión masiva logramos obtener información sobre el comportamiento de un tercio de los puntos de canje BAES a nivel nacional. Como Junaeb no podemos permitir que las empresas incumplan los contratos establecidos y que esto afecte a los estudiantes, pues deben estar preparadas para las modificaciones del 2018”, aclaró Jaime Tohá, Director Nacional de Junaeb.
Cerca de un tercio de los locales revisados no contaban con los menús promocionados en un lugar visible con toda la información requerida (fotografía y precio) para ofertarlo a los estudiantes y al menos el 17% de los casinos y cadenas de comida rápida fijaban un valor mayor al precio del menú Junaeb obligatorio establecido en las bases de licitación ($1.600 pesos).
Otros aspectos revisados en la supervisión fue la oferta efectiva del menú Junaeb obligatorio cuando los estudiantes lo solicitan. En este ítem,  el 16% de las cadenas de comida y casinos no contaban con el menú Junaeb para ser ofrecido a los alumnos que lo solicitan en la caja.
Actualmente Junaeb se encuentra en proceso de notificación a las empresas supervisadas sobre sus incumplimientos, quienes tendrán la obligación de mejorar los aspectos revisados. En una segunda revisión los casinos o cadenas de comida que mantengan incumplimientos, serán expulsados de la red de puntos de canje de la Tarjeta BAES.
Las supervisiones masivas de los servicios Junaeb, como la Beca de Alimentación para Educación Superior (BAES), como la que fue realizada la semana pasada, es adicional a las que se realizan regularmente en el programa y a las supervisiones a las cocinas de los establecimientos con el beneficio del Programa de Alimentación Escolar. Ambas iniciativas corresponden a los objetivos de modernización de la institución, para entregar un servicio de primera calidad a los estudiantes del país