Este viernes, Monseñor Héctor Vargas Bastidas, acompañado de Rubén Cariqueo, de la Fundación Instituto Indígena de la Iglesia de Temuco, y contando con la disponibilidad del Machi Celestino Córdova, pudo concretar un encuentro con él.

Esta iniciativa llevada a cabo por razones humanitarias, estuvo motivada también por la gran preocupación por su salud y su vida. Todos valores que están en el corazón del Evangelio.

El diálogo se extendió por cerca de media hora, en donde el Machi hizo mención a una serie de temas relacionados con su situación personal, la del Pueblo Mapuche y la entera sociedad de La Araucanía.

Finalmente hizo presente algunas propuestas, que estima podrían favorecer acuerdos respecto de la emergencia que se vive a causa de la huelga de hambre. A expresa solicitud suya, el Obispo de Temuco se las ha manifestado reservadamente al Sr. Ministro de Justicia, don Hernán Larraín, quién ha declarado su mejor disposición para continuar avanzando en una serie de respuestas plateadas en estos días, como de su plena disponibilidad al diálogo en todos aquellos asuntos que sean de su competencia

Debido a las actuales restricciones sanitarias, la reunión de llevó a cabo por video llamada.