«El tema del VIH tiene que seguir cobrando fuerza dentro de las políticas públicas y una forma de hacerlo es justamente generando espacio con el diálogo académico», sostuvo Michael Díaz, secretario ejecutivo de la Fundación Sida Maule.

El domingo 19 de mayo se celebrará el 36º Memorial Internacional de la Vela Internacional del SIDA (en inglés: International Candlelight Vigil Memorial), jornada que se realiza en todo el mundo en recuerdo de las personas que murieron a causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

 

La actividad, que promueve la intervención de comunidades y personas de todo el mundo en actividades relacionadas con la lucha contra el sida mediante su participación en una vigilia mundial, tendrá su propia versión en Talca, la cual se realizará el próximo 16 de mayo con una ceremonia cultural en el Centro de Extensión de la Universidad de Talca y una velatón en la Plaza de Armas.

 

La iniciativa será complementada con seminarios y test rápidos que se llevarán a cabo en los campus Talca, Curicó y Linares.

 

«Las acciones se enmarcan en el contexto de un convenio que hizo la UTALCA, a través del Consorcio de las Universidades Estatales (CUECH), con el Ministerio de Salud en donde se hacen actividades para promover y prevenir todo lo que tiene que ver con el tema del VIH y la no discriminación», explicó Daniel Jiménez, director de la Salud del Estudiante de la Universidad de Talca.

 

Por su parte, Carol Ramírez, encargada del programa VIH/SIDA e infecciones de Transmisión Sexual del Servicio de Salud Maule, valoró el convenio con la UTALCA y dio algunos datos de la situación del VIH/SIDA en la región.

 

«Existe una prevalencia de VIH de 0, 37% en la región del Maule, es menor que la prevalencia a nivel nacional que es de 0,59%. Se han registrado 75 nuevos casos  de VIH durante el presente año»,  comentó.

 

En tanto, Michael Díaz, secretario ejecutivo de la Fundación Sida Maule, puso el énfasis en que «el tema del VIH tiene que seguir cobrando fuerza dentro de las políticas públicas y una forma de hacerlo es justamente generando un espacio de diálogo académico».

 

«El enfoque en los últimos meses ha cambiado y eso ha permitido que la ciudadanía tenga una mayor cercanía respecto de lo que significa el VIH y las políticas públicas, por lo tanto, no se trata solo de entregar condones, hay que prevenir, educar, acercar el diagnóstico y hablar del tema de forma más abierta», concluyó.