Escrito de manera suelta y lúcida, en esta publicación la periodista Sabine Drysdale se cuela en las fisuras de la virilidad para construir una radiografía de la intimidad masculina.

¿Alguna vez te has preguntado qué significa ser hombre? ¿Qué ven cuando se miran en el espejo? ¿Cuáles son sus miedos, sus deseos ocultos, sus fantasías, lo que los mueve y lo que los paraliza? La periodista Sabine Drysdale se aventura a responder estas preguntas en La vida privada de los hombres, un ensayo único que combina con habilidad divagaciones personales, lecturas, datos duros, entrevistas a especialistas y mucho humor. «Hay sexo –bastante–, medicina, sicoanálisis, teorías históricas, evolutivas. Experiencias contadas en primera persona, sufrimiento, alegrías, harta literatura», detalla la autora.

«Siempre me he sentido cómoda en la compañía de otros hombres. Soy “hombrista”, a pesar de que tengo excelentes amigas mujeresMe parece que el mundo es mucho más interesante cuando ellos entran en la ecuación«, afirma Sabine.

Escrito de manera suelta y lúcida, en esta publicación la periodista indaga en las nuevas masculinidades y se cuela en las fisuras de la virilidad para descifrar al género masculino y construir una íntima radiografía de los hombres. «Estamos en un proceso de cambios, hay un gran quiebre generacional que lo está acelerando todo y el feminismo viene en el ADN de las nuevas generaciones», describe la autora. «Indudablemente el macho antiguo nocivo va en retirada, pero pensando en lo que viene, ¿queremos las mujeres hombres histéricos a nuestro lado? No sé. Lo dejo abierto», plantea.

Más que respuestas fáciles, La vida privada de los hombres alumbra y describe la complejidad del ser masculino en el siglo XXI. ¿Dónde y con quién comentan sus inquietudes los hombres? ¿Qué dicen los especialistas sobre su sexualidad? ¿De qué sufren? ¿Qué hacen para ser felices? Rápido, directo y lleno de información insólita, este libro se entromete con arrojo en aquellas zonas más desconocidas de la masculinidad.

«Cuando iba avanzando en la investigación, me fui enterando de un montón de cosas que no sabía, que ni sospechaba de los hombres, cada capítulo me iba brindando sorpresas», confiesa la autora.  «Ojalá lo leyeran los hombres, tengo la fantasía de que descubran algo de ellos mismos con mi investigación. Es un libro para generar conversaciones», menciona.