Las expectativas: el festival Rockódromo prometía su edición más ambiciosa para 2019, con 64 artistas en el programa inicial, cifra que ascendió hasta 100 elencos y bandas en sus nueve escenarios. Y los asistentes respondieron al llamado: el certamen porteño, organizado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través de su programa Escuelas de Rock y Música Popular, timbró su jornada más masiva en 15 años de historia este domingo, cuando artistas como Francisca Valenzuela, Santaferia, Joe Vasconcellos, Inti-Illimani y Dorso congregaron a unas 20 mil personas hasta el Parque Alejo Barrios de Valparaíso, lugar desde donde se despidió su edición 2019 con dos jornadas masivas y diversas.

Una asistencia récord para el certamen nacido en 2004, y también para el total de asistencia en los cuatro días de música en vivo que arrancaron el jueves 31 de enero, con una presentación de la banda porteña Ocho Bolas, y La Noche en los Balcones, protagonizada en esta edición por Álvaro Henríquez, Camila Moreno y Nadrán. En total, cerca de 40 mil personas participaron de la programación del festival.

La jornada del sábado, también desde el Parque Alejo Barrios de Valparaíso, tuvo como protagonistas a Javiera Mena, Guachupé, Sinergia, Rubio y Julio Piña, además de la presentación de Congreso, que fue homenajeado por sus 50 años de carrera con la copa Tierra de Música, entregado por Constance Harvey, subsecretaria (s) del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. La autoridad realizó un positivo balance del festival: “Rockódromo es un espectáculo que marca la descentralización de la música, donde comparten escenario bandas consagradas con otras emergentes que han sido parte de los procesos formativos de las Escuelas de Rock. Ya se ha consolidado como uno de los festivales de música chilena más importantes del país y se desarrolla aquí, en Valparaíso”.

Así, el festival reunió a bandas desde los ciclos de formación realizados durante 2018 desde Arica —la banda Alusiva— hasta Punta Arenas, ciudad que dijo presente con As de Oros, y sumó también a dos elencos de Rapa Nui: Etó y Amahiro. Hit la Rosa desde Perú, Meteora de México, Cuatro Pesos de Propina de Uruguay y Solo Valencia de Colombia sumaron presencia internacional. El año 2019 también coincide con el cumpleaños número 25 de las Escuelas de Rock y Música Popular y tres agrupaciones de su cantera

Rockódromo además incluyó el escenario Winnipeg, dedicado a la música migrante; el Guaguódromo, con música para la infancia; y una carpa de Rockódromo Industria, donde se intercalaron talleres y paneles con un “micrófono abierto” al que se inscribieron previamente 34 bandas. “Estos momentos de alegría son necesarios en la vida y estos festivales de música logran aquello. Los niños y niñas pequeños nunca van a olvidar estos momentos que pudieron vivir en un festival público”, comentó Cristian Zúñiga, director del certamen.

El festival contó con una programación nocturna en local El Huevo; presentaciones de la literatura musical más destacada de 2018, una exposición sobre los 15 años de Rockódromo que se extenderá hasta el 3 de marzo. En paralelo, una agenda para programadores internacionales, representantes de festivales latinoamericanos, y ruedas de negocios, todo bajo el rótulo de Rockódromo Industria y organizado junto al Consejo de Fomento de la Música Nacional. Desde el metal a la cumbia; desde el trap al jazz; vanguardia y tradición. Todo, con entrada liberada.