Valoramos el Plan Fortalecido de Protección a la Clase Media anunciado por el Gobierno, ante los efectos económicos y sociales producidos por la pandemia del COVID-19, porque iniciativas como estas permiten un alivio real a la situación económica de miles de familias que han perdido sus empleos o han debido enfrentar una importante disminución de sus ingresos.

Estamos seguros que las medidas constituyen una ayuda concreta y contingente frente a las necesidades actuales, sin sacrificar los recursos que las personas están ahorrando para otra etapa de sus vidas.

Del mismo modo, y dado que como gremio sabemos que uno de los grandes anhelos de las personas es tener una casa propia, estimamos como muy positivos los anuncios que postergan por 6 meses los dividendos hipotecarios, el subsidio de arriendo y las contribuciones de bienes raíces, por cuanto permitirán a las familias mantener sus viviendas sin el temor de perderlas.

Por las dimensiones que tiene esta pandemia en nuestro país, consideramos que es urgente generar acuerdos entre todos los actores que nos permitan poner en marcha un Plan de Reactivación Económica que impulse la inversión y el empleo y que este sea abordado con la máxima responsabilidad y celeridad para recuperar nuestra economía y entregar tranquilidad a miles de familias que hoy ven afectada su fuente de ingresos.

Patricio Donoso T.
Presidente
Cámara Chilena de la Construcción