Ante la presidencia de más de 400 agricultores, autoridades y dirigentes gremiales, el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Ricardo Ariztía de Castro, lideró hoy el seminario ¿Cómo viene la temporada 2017-2018?, donde se abordaron las perspectivas macroeconómicas, además de los desafíos y tendencias de los distintos sectores del agro.

En la instancia, el timonel de la SNA se refirió a la incertidumbre que genera la reforma al Código de Aguas que se tramita en el Senado, la importancia de que el proyecto del Estatuto del Trabajador Agrícola responda a la realidad del sector y los hechos de violencia que afectan a gran parte de los productores en La Araucanía.

Sobre el Código de Aguas, Ariztía fue enfático en al plantear que esta reforma contempla artículos que “atentan contra el patrimonio más significativo del agricultor (…) Pretender modificar la naturaleza jurídica de los derechos de agua, cambiándolos de perpetuos a simples derechos de uso y goce temporal, tiene vicios de inconstitucionalidad. Aprobar una reforma de esa índole significaría comprometer seriamente los derechos de propiedad de los agricultores que la Constitución garantiza”, explicó.

Destacó las coincidencias con el Gobierno en priorizar el uso del agua para bebida, los temas de saneamiento y medioambiente, así como también fortalecer los APR y las Organizaciones de Usuarios de Agua, cobrar patentes por no uso y establecer caudales ecológicos.

Por ello, Ariztía instó al Gobierno a aunar posiciones. “Convirtamos este proyecto en una oportunidad para dar una solución real a la administración del agua y mejorar la institucionalidad en materia hídrica. La SNA tiene la mayor disposición para avanzar en esa línea. No pongamos en riesgo la inversión, las confianzas que tan necesarias son en este momento”, afirmó.

En materia laboral, se refirió al Estatuto del Trabajador Agrícola y recordó que hace ocho años empresarios y trabajadores del agro consiguieron en la Mesa Laboral Nacional Agrícola un acuerdo beneficioso para ambas partes. Sin embargo, el gobierno lo desechó y prometió uno nuevo que no responde a las verdaderas necesidades del sector, que emplea alrededor de 800 mil personas.

“La agricultura trabaja con seres vivos, está sometida a los rigores de la naturaleza y requiere permanente adaptabilidad. Hoy, en pleno debate electoral, preferimos que la iniciativa del gobierno no se apruebe hasta lograr un buen estatuto que responda a la realidad de sus agricultores y trabajadores. Hemos esperado tanto, que podemos esperar algo más y conseguir lo que realmente necesitamos”, aseguró.

Ariztía también manifestó preocupación por la creciente violencia en la Araucanía y entregó detalles de la visita a Pidima que hace dos semanas realizó, junto a parte de la directiva de la SNA, con el objetivo de reunirse con productores, gremios, autoridades regionales y líderes mapuches.

“Quisimos conocer en terreno lo que están viviendo nuestros agricultores. Nos reunimos con la familia Bascur y vimos que en su casa, en reemplazo de mantas y sombreros, tienen cascos y chalecos antibalas. También nos reunimos con organizaciones mapuches cuya inmensa mayoría sólo aspira a una mejor calidad de vida, a partir de un diálogo honesto y concreto (…) Creo que sobre la base del diálogo y el trabajo conjunto se pueden lograr grandes avances”, concluyó.

Finalmente, destacó que “la SNA está aunando voluntades para lograr legislaciones que respondan a los requerimientos de la agricultura. Queremos ser un articulador, porque confiamos en el diálogo, avalado por nuestros 179 años de historia. Mientras, los agricultores continuaremos aportando al desarrollo del país”, dijo.

En el seminario, que contó con la asistencia del ministro de Agricultura, Carlos Furche, el ex presidente del Banco Central, Roberto Zahler, expuso sobre las perspectivas de la macroeconomía nacional e internacional en el contexto agrícola. También contempló una mesa redonda en la que expertos de diversos sectores del agro se refirieron a oportunidades, desafíos y tendencias de los mercados. En frutas, estuvo el director ejecutivo de GLS International y gerente general de la exportadora Green Valley, Marcelo Jeanneret; en vinos, el presidente de Viña Montes y director SNA, Aurelio Montes; en lácteos, el gerente general de Comercial Futurolac S.A., Luis Alarcón; en granos, el gerente general de Coagra y consejero SNA, Max Donoso; y en carnes, el empresario agrícola y consejero SNA, Juan Pablo Silva.