En su primer día de visita oficial a Japón, el Ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, viajó hasta la ciudad de Hiroshima para rendir un homenaje a las víctimas de la catástrofe causada por la bomba atómica en 1945.
El Secretario de Estado se reunió con el Alcalde de la ciudad, Matsui Kazumi, visitó el Museo Conmemorativo de la Paz, firmó el libro de visitas y realizó una ofrenda floral en el cenotafio del Monumento de la Paz.

Esta es la primera visita oficial de un miembro del gabinete del Presidente Sebastián Piñera a esta ciudad y al Parque Memorial de la Paz, por lo que en nombre del Gobierno expresó la “admiración por pueblo japonés, por su valor y fuerza para superar estos traumas y poder mirar nuevamente el futuro, como brillantemente lo han demostrado”.

Expresó además su admiración, respeto y solidaridad hacia los sobrevivientes de la bomba, los “Hibakusha” y sus descendientes, “hombres y mujeres que se levantaron y surgieron de esta tragedia y supieron superar los horrores para reconstruir sus vidas y su ciudad, literalmente desde las cenizas”.

El Secretario de Estado enfatizó que Chile “ha sido y seguirá siendo en todas las instancias multilaterales un activo promotor de la no proliferación y del desarme nuclear en el mundo. Queremos un mundo libre de armas nucleares, tan claro como eso. Estamos con Japón en este esfuerzo quimérico, pero no imposible”.

Chile es signatario del Tratado de No Proliferación, en vigor desde 1970, que constituye la piedra angular del régimen de desarme y no proliferación nuclear. Asimismo, nuestro país en septiembre de 2017, en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, firmó el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, subrayando así el compromiso de Chile en favor de la paz.