Una denuncia ante la Fiscalía Local de Quellón llevó a cabo el Consejo Regional del Archipiélago de Chiloé del Colegio Médico Veterinario (Colmevet), por el deceso de más de 160 aves ocurridas durante el mes de julio en la localidad de Estero Huildad, sector Candelaria, comuna de Quellón. La presentación de antecedentes a la Fiscal Adjunta Jefe, Karyn Alegría, tiene como objetivo que el Ministerio Público inicie una investigación para determinar las causas y posibles responsables por este grave daño causado a las especies y el medio ambiente.

“Tenemos una responsabilidad como Colegio Médico Veterinario de resguardo de la salud animal, ambiental y humana. Bajo este concepto de ‘Una salud’ hemos hecho llegar una serie de antecedentes al Ministerio Público, para que pueda iniciar una investigación que permita dilucidar lo ocurrido con estás más de 160 aves, por el grave daño ambiental provocado”, sostuvo Alfredo Caro, presidente regional.

En el detalle de la denuncia, indicaron que el 07 de Julio pasado, en la localidad de Estero Huildad, sector Candelaria, comuna de Quellón, personal de centros de cultivo de la mitilicultura del área detectaron la presencia de alrededor de 100 aves muertas en la playa del lugar. Dentro de las especies involucradas se pudieron identificar cormoranes (Phalacrocorax brasilianus) y cormoranes imperiales (Phalacrocorax atriceps). Este hecho fue denunciado al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), organismo que tomó muestras de los ejemplares a fin de determinar la causa de la masiva mortalidad. “Uno de los resultados de los análisis a las muestras tomadas contenido en el Informe de Resultados Nº22 del Subdepartamento de Química e Inocuidad Alimentaria indicó la presencia de pesticidas del tipo organofosforados (OF), los que son inhibidores de la actividad de la enzima Acetilcolinesterasa en el sistema nervioso y que pueden generar la muerte por intoxicación”, señala el escrito.

Lamentablemente, entre el 29 y el 31 de Julio del 2020, se volvió a presentar el mismo hecho en el sector, esta vez afectando a cerca de 60 aves, denuncia que fue realizada a los organismos pertinentes y ONG Chiloé Protegido, para apoyo en la gestión de la emergencia.

“Es muy importante realizar una exhaustiva indagatoria y recabar la información de todos los organismos públicos y privados. Es muy preocupante que situaciones como estás se repitan y que no haya respuestas claras de la autoridad, porque hablamos de nuestro patrimonio ambiental y de efectos que podrían ser nocivos para la salud de las personas”, puntualizó Caro.

El gremio puso a disposición del Ministerio Público, todo su conocimiento técnico a fin de que hechos como estos no vuelvan a repetirse.