Esta mañana Rodrigo Yáñez, subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales de Chile, país que ejerce la Presidencia Pro Témpore de la Alianza del Pacífico, junto al subsecretario de Turismo de Chile, José Luis Uriarte, dieron a conocer las principales medidas que se está planificando implementar para reactivar el sector turístico post pandemia.

El subsecretario Yáñez señaló que “el bloque regional ha activado cinco iniciativas, con el apoyo del BID, la UE y con la relocalización del Fondo de Cooperación de la AP, que buscan enfrentar de manera escalonada los efectos de la pandemia en el turismo, fortaleciendo y articulando los diversos mecanismos de coordinación de nivel nacional e internacional”.

Por su parte, el subsecretario de Turismo destacó que estas iniciativas “tendrán una gran repercusión a nivel de las regiones en Chile, especialmente las pymes que se han visto tan afectadas económicamente por el cierre de las fronteras que se ha realizado para proteger la salud de todos los chilenos. Pero eso no significa que estemos paralizados si no que estamos planificando un conjunto de medidas para la reactivación del sector y lo anunciado por la Alianza complementa las acciones que ya hemos estado tomando como gobierno”.

La primera de estas medidas se concretó ayer cuando autoridades de Turismo de la AP participaron en el seminario “Diálogos Unión Europea-Alianza del Pacífico: Camino a la reactivación de la industria turística post-COVID” junto a sus pares de la Unión Europea, donde analizaron las medidas que se están aplicando en el viejo continente durante su época estival para la salida a corto plazo de la crisis con un especial énfasis en las pymes, donde al igual que en la AP, representan cerca del 90% de las empresas turísticas. El objetivo de la actividad era conocer de primera fuente las diferentes políticas establecidas en la UE que contribuyan a elaborar las medidas propias de la AP para la reactivación del sector. Se espera que este Diálogo tenga una segunda versión en el mes de septiembre, incorporando al sector privado, que apuntará a analizar la experiencia de Europa post época estival, especialmente respecto de los niveles de éxito en el uso de protocolos de manejo y prevención del COVID, y en cómo el sector puede ser más resiliente, sostenible y digital, preparándonos para enfrentar como bloque de la mejor manera la llegada del verano al hemisferio sur.

Además se realizará en octubre una Macrorrueda virtual de operadores de turismo de la Alianza del Pacífico, que contará con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y donde se tendrán capacitaciones en línea para preparar a los actores relevantes del sector turístico y que será acompañado de una campaña de marketing conjunta de los países de la AP de promoción del turismo local y regional.

Otra herramienta de apoyo a las Pymes del sector es el sistema de Capacitación virtual y homologación de competencias para el turismo que será financiado con el Fondo de Cooperación de la Alianza del Pacífico, y con apoyo de la Unión Europea, considerando iniciativas de formación digital online con énfasis en fortalecer las capacidades digitales del sector, sumado a la homologación en la certificación de competencias relacionadas con perfiles ocupacionales correspondientes al sector turismo. Asimismo, se espera tener a disposición una serie de cursos en línea y gratuitos para los técnicos y profesionales del sector turismo.

Desde el primer caso registrado en América Latina, el 26 de febrero del presente año, la situación económica para el turismo ha sido devastadora para los países y sus empresarios. Según la Federación de Empresas de Turismo de Chile (FEDETUR), la Universidad del Externado de Colombia, la Cámara Nacional de Turismo de Perú (CANATUR) y la Asociación de Secretarios de Turismo de México (ASETUR), las pérdidas estimadas de la industria del turismo este año para Chile, Colombia, México y Perú alcanzan los 15.300 millones de dólares.

La directora nacional de Sernatur, Andrea Wolleter, quien también estuvo presente en la reunión, señaló que “existe consenso en que lo primero en reactivarse será el turismo interno, los viajes de corta distancia dentro de los propios países, para luego dar inicio a los viajes internacionales. Las tendencias globales nos hablan de un nuevo perfil del turista que optará por viajar distancias relativamente cortas y con vuelos directos, y si logramos articular bien la oferta de la región, tendremos una importante oportunidad para potenciar el turismo de la Alianza del Pacífico”.