* Los legisladores sostienen que «las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la pandemia no han declinado». Por lo tanto, agregan que «estimamos necesario y de toda justicia aprobar una segunda prórroga del plazo señalado por la ley vigente».

La Bancada de Diputados Socialistas presentó un proyecto de ley que extiende por 180 días, es decir, hasta el 1 de noviembre del 2021, la ley que dispone de manera excepcional las medidas a favor de los usuarios de servicios sanitarios, de electricidad y gas de red, la cual, impide que las empresas proveedoras de dichos servicios corten el suministro por mora en el pago.

Este proyecto contempla extender un segundo beneficio, que consiste en que «las deudas contraídas con las empresas de servicios sanitarios, empresas y cooperativas de distribución de electricidad y empresas de gas de red, que se generen entre el 18 de marzo de 2020 y hasta los 270 días posteriores a la publicación de esta ley (el plazo original también era de 90 días), se prorratearán en el número de cuotas mensuales iguales y sucesivas que determine el usuario final a su elección, las que no podrán exceder de 36, a partir de la facturación siguiente al término de este último plazo, y no podrán incorporar multas, intereses ni gastos asociados»

Los legisladores Socialistas advierten que «las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la pandemia no han declinado, por el contrario, sus efectos se han intensificado durante marzo de 2021 y, según la información disponible, los próximos meses serán igual o más complejos para las familias chilenas, debiendo estas soportar extensas cuarentenas o restricciones de desplazamiento por medidas de seguridad interior, dispuestas por la autoridad en el contexto de la actual alerta sanitaria y estado de excepción constitucional de catástrofe, vigente y prorrogado hasta el día 30 de junio de 2021».

Por tanto, los diputados PS subrayan que «estimamos necesario y de toda justicia aprobar una segunda prórroga del plazo señalado por la ley vigente, para que así los usuarios finales de los servicios básicos de electricidad, agua y gas, conserven los beneficios consagrados en la ley Nº 21.249, como es la no interrupción de los servicios por mora en el pago y el prorrateo en el pago de las deudas por tales servicios».

Por último, la bancada PS recalca que «ante la emergencia sanitaria y social que vive el país, la legislación debe cautelar que bienes esenciales como son la electricidad, agua y gas estén a disposición de todos los usuarios sin excepción, ya que producto de la misma emergencia sanitaria se encuentra en riesgo la salud de toda la población, y la falta de tales servicios por no pago pueden agravar la situación sanitaria que vive el país».