•        Según los legisladores la iniciativa se basa en razones sanitarias. En la cita telemática con los secretarios de Estado los parlamentarios abordarán la problemática, frente al ingreso clandestino en Arica – Parinacota, Tarapacá y Antofagasta.

 

“La situación en todo el norte del país es crítica y no da para más. Deben tomarse medidas de control más estrictas de forma urgente para evitar crisis de salubridad y seguridad en nuestra región”, sostuvo el diputado de Renovación Nacional José Miguel Castro, quien junto a su par Renzo Trisotti (UDI), representantes de la regiones, de Antofagasta y Tarapacá, respectivamente, solicitaron a las autoridades que se mantengan cerradas las fronteras del norte debido a la situación epidemiológica, que afecta al país.

“Esperamos que las fronteras no se abran debido a la crisis sanitaria por Covid-19 en la que nos encontramos”, agregó el legislador RN, quien aseveró que es importantísimo entender que “los centros de atención y residencias sanitarias no darán abasto para contener a todas las personas y que ni tan siquiera hemos salido de la cuarentena en su totalidad”.

En este sentido, el diputado Castro pidió una reunión de carácter urgente con el Ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand así como con el Ministro del Interior Victor Pérez, para solicitar formalmente al Ejecutivo el cierre de las fronteras y se aborde la situación migratoria. La cita se realizará esta tarde vía Zoom y en ella también participarán otros diputados de la macro zona norte.

«Los ciudadanos no pueden ir a las playas desde hace meses a causa de la pandemia pero el borde costero está ocupado por campistas de inmigrantes ilegales, situación que además de ser insalubre es inhumana para los propios inmigrantes”, sostuvo Castro.

Asimismo, el parlamentario RN por la Región de Antofagasta, ofició a la Subsecretaria de Salud Pública, Dra. Paula Daza para conocer la situación específica sobre el copamiento de las residencias sanitarias en la macrozona norte.

“Es inconcebible que tengamos una ocupación del 70 y hasta el 80% en las residencias sanitarias de la zona norte, si es así, y siguen entrando personas por las fronteras, este problema se va a extender al resto del país, y Chile no tiene capacidad para sostener tal oleada de gente”, añadió.

Por su parte, el diputado Trisotti agregó que la situación en Iquique y todo el norte del país “es crítica y no da para más. Deben tomarse medidas de control más estrictas para evitar crisis de salubridad y seguridad en nuestra región”.

Ante lo cual, Castro agregó que: “Se  proyecta una gran oleada de inmigrantes venezolanos que cruzarán a Chile cuando se abra la frontera norte”.

Lo anterior, está generando una serie de dificultades a los gobiernos regionales y municipalidades quienes hacen los esfuerzos por contener esta ola migratoria, para lo cual,  en cumplimiento de la normativa sanitaria, han debido implementar decenas de albergues transitorios para evitar el peligro de propagación del Covid-19. Por ejemplo en la ciudad de Arica se han debido implementar 12 de ellos y en Tarapacá se trabaja por habilitar dos  nuevos lugares para llegar a 11 y así ampliar las capacidades de los existentes que ya están totalmente copados.

Finalmente, ambos parlamentarios coincidieron que se debe actuar con urgencia.

“El norte del país merece medidas que generen resultados concretos, y por lo mismo deben haber señales claras y efectivas de que la ilegalidad migratoria no puede ser tolerada. Solicitamos que se cumpla con nuestra legislación y todo migrante ilegal sea repatriado para  así cuidar y proteger la salud de nuestra población, resguardar las fronteras y evitar el futuro colapso de nuestra región, dadas las enormes proyecciones de ingreso de extranjeros que se esperan en los próximos meses”, concluyeron.