El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Puente Alto condenó a Miguel Ángel González Lira a la pena efectiva de 17 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de parricidio. Ilícito perpetrado en octubre de 2019, en la comuna.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por las magistradas Marcela Alejandra Soto Galdames (presidenta), Gladys Camila Villablanca Morales (redactora) y Héctor Ignacio Benavides Silva– aplicó, además, a González Lira las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares durante el tiempo de la condena.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que en horas de la madrugada del 10 de octubre de 2019, “en circunstancias que Aníbal Enrique González Portiño junto a su hijo Felipe Javier González Lira se encontraba en su domicilio ubicado en calle Genaro Prieto N° 875, comuna de Puente Alto, llegó su otro hijo, Miguel Ángel González Lira, quien a raíz de una discusión, le propinó múltiples golpes de puño en su rostro para luego obstruir sus vías áreas comprimiendo con su antebrazo su cuello, ocasionándole la muerte por asfixia mediante estrangulación”.