“Reiteramos la voluntad del Gobierno de avanzar en que los pueblos indígenas estén presentes en la convención constitucional. Es necesario, es importante y es indispensable”, sostuvo el Ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Monckeberg, luego de que finalizara la primera sesión en donde la Sala del Senado abordó el proyecto de escaños reservados para pueblos originarios en la Convención Constitucional que redactará la nueva Carta fundamental.

Si bien el Gobierno establece que los escaños reservados para los pueblos originarios deben estar considerados dentro de los 155 miembros, tal como se definió en el Plebiscito del pasado 25 de octubre, sin torcer el mandato ciudadano, la oposición insiste en que los escaños deben ser supranumerarios, o sea, 24 fuera de los 155 elegidos democráticamente.

Al respecto el titular de Segpres señaló que hay una voluntad transversal de garantizar la presencia de los pueblos originarios en la Convención Constitucional. “Afortunadamente, en el Senado hoy todos quieren que los pueblos indígenas estén en la Convención Constituyente y eso es un valor. Ahora debemos materializar y concretar ese valor”, agregando que se va a seguir trabajando para que los escaños estén dentro del marco de los 155 escaños que la ciudadanía validó en el plebiscito del 25 de octubre.

En ese sentido, también destacó la decisión política de que los independientes estén presentes y representados en la Convención Constitucional, lo que se está abordando a través de otra iniciativa que también se encuentra en tramitación legislativa, y que las discrepancias entre las distintas visiones se resuelven “con diálogo y disposición”.