Con 25 votos a favor, nueve en contra y dos abstenciones, la Sala del Senado respaldó el informe de la Comisión Mixta que zanjó las divergencias suscitadas en la discusión del proyecto que establece un Sistema de Garantías de los Derechos de la Niñez.

Así las cosas, la norma quedó en condiciones de ser promulgada como ley, considerando que, con antelación, las diputadas y diputados también avalaron los cambios realizados por la instancia mixta en relación a las oficinas locales de la infancia. Esto significa que, con este nuevo cuerpo legal, si un niño sufre una situación de vulneración, no tendrá que acudir directamente a tribunales sino que será derivado a una oficina en su comuna que se hará cargo de su caso.

Sin embargo, durante el debate senadores de oposición hicieron presente «sus profundas diferencias» con gran parte de los artículos del proyecto (que no fueron objeto de estudio en la Comisión Mixta) y que se refieren específicamente «al resguardo del derecho y el deber preferente de los padres a educar a sus hijos y que están consagrados en la Constitución y la Convenciones Internacionales”. Al respecto, la senadora Ena Von Baer incluso solicitó al gobierno enviar un veto para garantizar dichos aspectos.

Cabe recordar que la idea matriz de la iniciativa es generar un sistema que garantice y proteja de manera integral y efectiva, el ejercicio de los derechos de los niños, en especial, de los derechos humanos que les son reconocidos en la Constitución Política de la República, en la Convención sobre los Derechos del Niño, en los demás tratados internacionales ratificados por Chile que se encuentren vigentes y en las leyes.

Durante el debate, los senadores coincidieron transversalmente en la urgente necesidad de proteger los derechos de los menores y, en esa línea, felicitaron la creación de oficinas locales de apoyo.

DEBATE

El presidente de la Comisión Mixta, el senador Carlos Montes explicó que «se dispone la creación de las oficinas locales de la niñez que tienen el rol de analizar la afectación de derecho. En la Mixta debatimos los roles de los tribunales de la familia y dichas oficinas (…) De todas formas quiero hacer ver que muchos dudamos que estos servicios puedan responder adecuadamente a la demanda que tendrán».

Al término del debate agradeció el apoyo otorgado al informe de la Mixta, la subsecretaria de la Niñez, Blanquita Honorato. Lo propio hizo el ministro Secretario General de la Presidencia, Juan José Ossa.