–  En la actividad participaron estudiantes, administrativos y académicos quienes analizaron las movilizaciones que vive el país y debatieron sobre temas como una nueva Constitución y los Derechos Humanos.

 

De acuerdo con los lineamientos institucionales y al rol que tienen las universidades públicas en tiempos de crisis, el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Talca, Raúl Carnevali, organizó una jornada de reflexión triestamental a la que estuvieron convocados estudiantes, administrativos y académicos.

 

Carnevali explicó que «la idea de realizar esta jornada es que participen los distintos estamentos, para reflexionar sobre diversos temas de interés para el país. Nosotros como Facultad queremos generar ese espacio para que todos reflexionemos y de ahí poder extraer conclusiones que puedan ser de interés».

 

En concordancia con la realidad nacional producto de las movilizaciones, los participantes conversaron sobre Derechos Humanos, ética pública, nueva Constitución, el sistema de relaciones laborales, modelo de desarrollo económico, entre otros temas que son de interés de la ciudadanía.

 

María Patricia Venegas, académica de Responsabilidad Social de Pregrado de la UTalca, fue la encargada de hacer una síntesis del estallido social poniendo el énfasis en que “se trata de un fenómeno social transversal donde participó todo el país”.

 

“Aquí no hay religión, no hay política partidista, se busca el bien para todos que es en esencia ‘política’. La gente piensa que el “Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución” surge por el movimiento social, agradece la gestión política de los partidos, pero deja en claro que se dio como resultado de la movilización ciudadana”, agregó Venegas.

 

Por su parte, Nayib Jadue, alumno de la Escuela de Derecho, reparó que “a diferencia de lo que muchos pudieran pensar, en las mesas de trabajo hubo opiniones bastante homogéneas a la hora de dar respuesta a los distintos temas. Todos compartimos nuestras realidades y nuestros puntos de vistas”.

 

En esa misma línea, Priscila Oyarzún, asistente de la Escuela  de Ciencia Política y Administración Pública, calificó la instancia como “positiva” por cuanto “estamos todos expresando nuestras opiniones. Me gusta mucho que se realicen actividades como ésta en la Universidad de Talca, en el contexto en que nos encontramos, donde se impulsan cambios para que la cancha sea más pareja”.

 

En tanto, Jorge del Picó, académico de la Facultad, aseguró que el mencionado espacio “es un muy buen primer paso. Valoro que existan espacios de reflexión respecto de la situación que afecta al país, porque nadie puede estar ajeno de lo que está pasando”.

 

Gerardo Herrera, asistente de la Facultad de Derecho, reflexionó a su vez que estas instancias “hacen muy bien a la comunidad universitaria, empezando por los funcionarios y administrativos y docentes quienes necesitan manifestar sus opiniones. Estamos viendo que nuestra voz comienza a representarse, aunque falta aún que la gente mayor se exprese con más fuerza como lo han hecho nuestros jóvenes”.     ​