Los ministros de La Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg y de la Secretaría General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, abogaron por una rápida tramitación de la Reforma Previsional en el Congreso, con el fin de que sea despachada en noviembre próximo, se convierta en ley y permita un alza real de las pensiones a partir del 1 de enero.

Esta iniciativa mejorará las jubilaciones a 1,5 millones de los pensionados de Chile en su primer año —entre ellos a 135 mil personas que están en calidad de postrados— y elevará la Pensión Básica Solidaria que hoy tiene casi 600 mil beneficiarios, y a otro millón de beneficiarios del Aporte Previsional Solidario (APS). Además, creará un segundo pilar solidario para la clase media que también beneficiará a cientos de miles de chilenos.

“Ayer dimos un tremendo paso al aprobar la institucionalidad y ahora debemos poner todo el esfuerzo para que los beneficios lleguen a 1 millón 500 mil adultos mayores. En definitiva, como Gobierno estamos jugados para que las pensiones del Pilar Solidario suban inmediatamente a partir del 1 de enero del 2020. Para ello tenemos la mejor voluntad de diálogo con todos los sectores que quieran mejorar las pensiones”, señaló Monckeberg.

Tras los acuerdos alcanzados en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados y el despacho del proyecto a la Comisión de Hacienda de la misma corporación, los tres ministros visitaron ayer la Casa de la Mujer de San Miguel donde sostuvieron un desayuno con cerca de 40 hombres y mujeres de la tercera edad y explicaron los beneficios de esta iniciativa. En la oportunidad también agradecieron los respaldos políticos a un proyecto que beneficia a todos los chilenos y que es prioridad para el gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

“Valoramos la aprobación de la Reforma Previsional en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, que busca mejorar las jubilaciones de los chilenos, especialmente de las mujeres, quienes representan el 57% de los adultos mayores de 65 años en nuestro país. Este paso es fundamental para impactar positivamente en la calidad de vida de estas mujeres y compensar parcialmente su menor participación en el mercado laboral remunerado”, sostuvo la Ministra De La Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá.

La ministra de la Mujer y la equidad de género agregó que “A las chilenas les ha costado más insertarse en un empleo remunerado y normalmente entran y salen del trabajo, por tanto tienen menos cotizaciones y más lagunas, lo que se traduce en que las mujeres reciben un 40% menos en promedio en sus pensiones en comparación a los hombres”.

La iniciativa fue aprobada en la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados sin que antes se alcanzara un acuerdo respecto a sus temas más debatidos, como eran la creación de un organismo público, autónomo, de carácter técnico, con personalidad jurídica y patrimonio propio, que administrará el Ahorro Previsional Adicional del 4% y los programas de Seguros Sociales Solidarios que establezca la legislación.

“El aumento de las pensiones se empieza a materializar 60 días después de publicada la ley, por lo tanto, si nosotros queremos partir en enero del próximo año con mejores pensiones, tenemos que despachar esta ley al menos 60 días antes”, recalcó el ministro Blumel.