Textura cárnica y propiedades inmunopotenciadoras son dos de las características del hongo shiitake, alimento que es cultivado en el contexto de un emprendimiento familiar en la comuna de Colbún -en la Región del Maule- y que fue uno de los proyectos seleccionados en la primera generación de Desafío PF, iniciativa colaborativa que busca potenciar la innovación en materia alimentaria, en la que participa la empresa Alimentos PF y el Centro de Emprendimiento e Innovación Abierta, Hub Alimentos, liderado por la Universidad de Talca y financiado por Corfo.

Zeta, hongos comestibles, es el nombre de los productores de Shiitake, cuyos socios fundadores Eusebio y Héctor Lillo -padre e hijo- llevan tres años cultivando y comercializando estos alimentos en diversos sectores de la región, y en algunas partes del país. “Empezamos a investigar y llegamos a la opción viable de poder cultivar hongo shiitake en la región. Luego de varias conversaciones decidimos jugarnos por un emprendimiento ecoamigable, ya que no generamos residuos y ocupamos poca agua”, sostuvo Héctor Lillo.

Cabe consignar, que este tipo de hongos tienen una fuerte presencia del sabor Umami como característica central, disminuyendo el uso de la sal y, por ende, baja el sodio del alimento. Contiene compuestos que disminuyen la inflamación, los tumores, bacterias, virus y hongos dañinos, además de minerales y vitaminas del complejo B (B2, B5 y B6), dando energía al romper las grasas y carbohidratos. Estudios han probado que el shiitake ofrece apoyo antiviral, baja el colesterol, ayuda al sistema cardiovascular y mejora el sistema inmune.

Debido a la coyuntura, la empresa familiar apostó por la innovación, sumando a la venta del hongo fresco, la producción y comercialización de shiitake deshidratado y en polvo. Con este último producto, Zeta llega a ser finalista del “Desafío PF”, y ser parte de los seleccionados en la 1° generación de emprendedores de Hub Alimentos de la Universidad de Talca. Cabe consignar que el desafío PF convocó a pymes de las regiones de O’Higgins, Maule y Ñuble con el objetivo de sumarse al proceso de innovación de la empresa a través del desarrollo de soluciones tecnológicas o su transformación en proveedores, entre otros.

Carlos Sanhueza, gerente del Centro de Emprendimiento e Innovación Abierta Hub Alimentos, explicó que el objetivo fue desarrollar y levantar nuevos desafíos de innovación de acuerdo a ciertas oportunidades del mercado. “Dentro de ellos se detectaron cinco desafíos, algunos de los cuales son la generación de nuevas materias primas y proteínas. Hicimos un llamado y tuvimos muchos emprendedores interesados en participar. Este es uno de los proyectos que PF encontró interesante por este elemento innovador, al ser un producto funcional y que puede estar inserto en otras matrices de alimentos”, agregó.