SPA-FRANCORCHAMPS, Bélgica, 1 de agosto 2021.- En una espectacular, compleja y dramática 24 Horas de Spa-Francorchamps, el chileno Benjamín Hites (Fiat-Ferrari Santiago-Caballo Loco), junto a sus compañeros sudafricano David Perel y el italiano Fabrizio Crestani, logró la décima ubicación en la categoría Silver y la 30ª en la clasificación general entre 58 participantes que terminaron bajo la lluvia que se dejó caer en la última hora de competencia en el circuito de Spa.

El triunfo en la general fue para la marca Ferrari del equipo italiano Iron Lynx integrado por el italiano Alessandro Pier Guidi, el danés Nicklas Nielsen y el francés Côme Ledogar, con 24 horas 1 minuto 16 segundos 544 milésimas, para los 3.894,22 kilómetros de recorrido a una velocidad promedio de 181,10 kilómetros por hora, en 556 vueltas al circuito de 7.004 metros. Este es la primera victoria del Caballito Rampante en las Ardenas desde 2004, poniendo fin a más de una década de dominio alemán.

En un auto similar, pero del Team Rinaldi Racing, el trío Hites-Perel-Crestani alcanzó a competir 23 horas 11 minutos 53 segundos 727 milésimas, con un promedio de 179,1 kph, para la décima posición en la serie Silver entre 17 máquinas, y la 30ª en la general, luego de golpear las barreras en el sector Kemmel Straight, requiriendo la intervención del coche de seguridad.

“Venía saliendo de pit en mi último stin (turno), cuando recién había puesto neumáticos de lluvia. El aguacero era intenso en esos momentos, cuando pasé por un charco de agua donde el auto no respondió, provocándome un fuera de pista y topando la barrera con la rueda delantera derecha. Íbamos en quinto lugar y 17° en la general. Es lamentable lo que sucedió porque pudimos haber estado mucho más adelante, pero todo salió mal, además de las penalizaciones por diferentes motivos. Ahora a esperar el próximo año para ir por un triunfo”, comentó un apenado Hites, quien con sus compañeros llegaron a estar segundos en la categoría Silver.

El equipo Madpanda Motorsport se llevó los honores en Silver con el Mercedes-AMG encabezado por el argentino Ezequiel Pérez Companc, quien fue acompañado por el mexicano Ricardo Sánchez, el español Patrick Kujala y el holandés Rik Breukers, y un 11° puesto en la general.

La versión 73° de las 24 Horas de Spa es una de las más duras que se recuerda por los cambios de escenarios ocasionados por las lluvias que se dejaron caer tanto el sábado como el domingo, lo que obligó a constantes ingresos a pit para el cambio de neumáticos, agregados a los ingresos obligatorios cada una hora. Por otro lado, se sumaron en todos los participantes varias penalizaciones por exceso de velocidad en los pit lane y por los drive-through (topones en la pista), en su mayoría ocurridos por la noche y en los momentos de lluvia intensa, de los cuales Hites y compañía no estuvieron exentos.

Quizás lo más grave sucedió al comienzo de la prueba el sábado solo con 22 minutos de carrera cuando cuatro autos chocaron a alta velocidad a la salida de la curva Raidillon, situación que vivió de cerca el chileno cuando se encontró con los autos en medio de la pista, los cuales debió esquivar para no chocarlos. Afortunadamente, todos los conductores involucrados escaparon sin lesiones graves por los increíbles estándares de seguridad de los autos GT3 modernos.

El próximo compromiso de Benjamín Hites y su equipo será los días 28 y 29 de agosto en el circuito de Brands Hatch, Gran Bretaña, por la séptima fecha del GT World Challenge de Europa, que en aquella ocasión será por la Copa Sprint.